domingo, 7 de marzo de 2010

INTENTAMOS PROGRESAR EN DEMOCRACIA

Que es lo que pasa en este país nuestro. La presidenta de UpyD, Rosa Díez, acudió a la Universidad Autónoma de Barcelona, en la Facultad de Ciencias Políticas, para dar una conferencia con el título “Una alternativa para Barcelona”. La noticia es que un centenar de estudiantes independentistas no han podido soportar un “ataque semejante a su doctrina emancipadora de España”. Después de ejercer la violencia necesaria para entrar al auditorio, después de lanzar sus gritos de insultos a Rosa Díez, no les fue suficiente... indignan las imágenes de los acompañantes de la conferenciante, tratando de protegerla de todos los objetos que le tiraban a su paso, mientras ella tenía que correr a refugiarse en el coche que la trasladaba. Desgraciadamente, ese día pocos medios abrieron su edición con esta noticia que debía serlo en calidad de suceso anormal, o simplemente disuasorio de la política reaccionaria que actualmente gobierna este país. No fue así, noticias deportivas, internacionales o culturales, han sido a la vista, más importantes que este agravio a la libertad de expresión. Que pasó desde aquellos tiempos, en que nuestra querida España despertaba del letargo. Cuando tantas ilusiones se elevaron acompañadas de la inocencia de un pueblo que quería empezar a avanzar, a caminar, unidos, con nuevas esperanzas, con ganas de aprender a convivir en paz. Cuando grandes políticos protagonizaron ese paso gigante a la democracia, nos demostraron estar a la altura de las circunstancias, conscientes de las diferencias y de las similitudes que conformaban este país. Por otra parte, ésta pseudodemocracia “dictada” hace unos años por el gobierno socialista vuelve a dejar que asomen sus cartas escondidas en la manga, utilizando su descarado medio de comunicación, el periódico “Público”, que con su incontinente letra manipuladora, no ha sentido ningún pudor en titular la noticia con la frase “la Autónoma de Barcelona canta las cuarenta a Rosa Díez”, que raro que no se les ocurriese esta otra “los estudiantes catalanes dan su merecido a la okupa española”, o “nuevo intento de destrozar el nacimiento de la Nueva Cataluña”, que se yo.... ¿Cuáles son esas cuarenta, señor director?, contestar, reaccionar a la demostración práctica de una trayectoria política intachable, cargada de esa honestidad hoy día desaparecida en la clase política que gobierna, henchida de la valentía suficiente para quedarse aislado y rechazado por defender únicamente una idea, la misma que todos los españoles suscribimos y aceptamos, como sistema y procedimiento válido para nuestra convivencia, ese pacto firmado y jurado, que probablemente no le suene mucho, señor director, llamado Constitución. Rosa, esto es uno más de los ataques que venimos sufriendo a la libertad de expresión, siempre que ésta no apoye las ideas de los tramposos. Vaya desde éste, mi humilde espacio, el apoyo hacia tí y tu proyecto, por la entrega y valentía que demuestras no solo desde ésta, tu travesía en solitario, sino por todos los años en que militaste en el PSOE donde, efectivamente por tu gran compromiso personal, no has querido continuar.

4 comentarios:

Yo dijo...

Sabes lo que te digo, que estoy de acuerdo contigo,y está escrito con el sentimiento que provoca la intolerancia de la gente.
Besazo y sigue así.
Que conste que es mi primera intromisión en tu blog

Anuskirrum dijo...

Pues Yo pocas pistas tengo, pero te agradezco la atención. Quizás ese besazo, sí me diga algo.
Pero efectivamente, es complicado permanecer inalterable a esta falta de respeto por las opiniones diferentes. E increíble a estas alturas de nuestra democracia.

Un abrazo

Shikilla dijo...

Como dices, querida Ana, es incomprensible la reacción de los estudiantes ante Rosa Díez, de igual modo que tampoco comprendo el ataque a Aznar. La Universidad se supone que abre la mente, y mente abierta es saber que no existe el pensamiento único, que hay gente que piensa distinto, que existen otras voces y que lo más abierto es escucharlas, no acallarlas a base de insultos.

No obstante, ese mundo de la Universidad de hoy, me resulta desconocido, no es como antes, confunden rebeldía, inquietud con gamberrismo, se esconden en la "masa" para ser más fuertes.

En Cataluña se está constatando cada vez más lo "pueblerino" de su mentalidad, y no hay que remontarnos muy lejos, ahora mismo con la nevada, tercermundista la situación, o un poco más atrás con el apagón que se produjo hace un par de años. No están preparados para resolver eso y, sin embargo, quieren ser independientes...¿cuánto durarían?

Un abrazo

Anuskirrum dijo...

Fijate querida Sonia, que lei hace poco una reflexión semejante respecto a Cataluña. Pero lo realmente significativo de esta noticia, es que no solo se derriba mediante insultos la opinión distinta, sino que este derrumbe es provocado por personas que están supuestamente estudiando la historia de este mundo que nos toca vivir.
Tengo que darte la razón en que lo que perseguían los estudiantes hace 40 años me parece mucho más digno que lo que simulan perseguir hoy.

Un besazo guapa